Contrato de arras: Definición, Características y Modelo

Contrato de arras

¿Qué es un contrato de arras?

Un contrato de arras es un acuerdo legal entre dos partes que participan en una transacción, generalmente en el ámbito inmobiliario. En este contrato, una de las partes, comúnmente el comprador, entrega una suma de dinero al vendedor como garantía de que cumplirá con las condiciones estipuladas en el contrato final de compra.

Esto se hace como una muestra de compromiso y buena fe entre las partes involucradas. El contrato de arras establece las condiciones preliminares de la transacción, como el precio de venta, la fecha de cierre y cualquier otra cláusula relevante.

En caso de que una de las partes incumpla con el acuerdo, el contrato de arras puede definir las consecuencias legales, como la pérdida de la suma entregada como garantía o la obligación de cumplir con la transacción.

En resumen, un contrato de arras proporciona seguridad y certeza a ambas partes durante el proceso de compra-venta, estableciendo las bases para la transacción final.

Que es un contrato de arras

¿Qué tipo de información debe incluir un contrato de arras?

Antes de llevar a cabo una transacción, es fundamental establecer un contrato de arras que defina claramente los términos y condiciones del acuerdo. Este documento, comúnmente utilizado en transacciones inmobiliarias y otras negociaciones comerciales, garantiza el compromiso entre las partes involucradas y proporciona seguridad durante el proceso de compra-venta. A continuación, se detallan los elementos esenciales que debe incluir un contrato de arras para asegurar una transacción fluida y sin contratiempos:

  1. Datos de las partes involucradas: El contrato debe incluir los nombres completos y la información de contacto tanto del comprador como del vendedor.
  2. Descripción del bien o servicio: Debe detallarse claramente el objeto de la transacción, ya sea un inmueble, un vehículo u otro tipo de bien.
  3. Condiciones de la transacción: Se deben establecer las condiciones específicas de la venta, como el precio acordado, la forma de pago y cualquier otra cláusula relevante.
  4. Cantidad y tipo de arras: Debe especificarse la cantidad de dinero entregada como garantía, así como el tipo de arras (penitenciales o confirmatorias).
  5. Fecha de entrega de las arras: Se debe indicar la fecha en que se entregan las arras y cualquier condición relacionada con su entrega.
  6. Consecuencias del incumplimiento: El contrato debe establecer las consecuencias legales en caso de que alguna de las partes incumpla con el acuerdo, como la pérdida de las arras o la obligación de cumplir con la transacción.
  7. Fecha y lugar de firma del contrato: Es importante incluir la fecha en que se firma el contrato y el lugar donde se realiza la transacción.
  8. Firma de ambas partes: Finalmente, el contrato debe ser firmado por ambas partes involucradas, lo que indica su consentimiento y acuerdo con los términos establecidos.

¿Quién debe hacer el contrato de arras?

La responsabilidad de redactar el contrato de arras recae típicamente en el vendedor o en el profesional encargado de la transacción, como un agente inmobiliario o un abogado especializado en bienes raíces. Sin embargo, en algunos casos, el comprador puede proponer o colaborar en la redacción del contrato, especialmente si hay cláusulas específicas que desean incluirse o negociarse.

La persona encargada de redactar el contrato debe tener un conocimiento profundo de las leyes y regulaciones pertinentes para asegurar que el documento sea legalmente válido y proteja los intereses de ambas partes. Además, es fundamental que el contrato de arras refleje fielmente los términos y condiciones acordados entre el comprador y el vendedor, evitando ambigüedades o malentendidos que puedan surgir durante el proceso de compra-venta.

En resumen, aunque la responsabilidad principal suele recaer en el vendedor o en el profesional encargado de la transacción, ambas partes pueden colaborar en la elaboración del contrato de arras para garantizar que satisfaga sus necesidades y expectativas. Es importante contar con asesoramiento legal adecuado para asegurar que el contrato sea justo y equitativo para todas las partes involucradas.

Tipos de contrato de arras

Antes de llevar a cabo una transacción comercial, es crucial comprender los diferentes tipos de contrato de arras que pueden utilizarse para asegurar y formalizar el acuerdo entre las partes involucradas. Las arras, también conocidas como señal, son una suma de dinero entregada como garantía de que se cumplirá con las condiciones estipuladas en el contrato final. A continuación, se detallan los principales tipos de contrato de arras y sus características:

  1. Arras confirmatorias: En este tipo de contrato, las arras tienen como función confirmar y asegurar la realización de la transacción. Ambas partes están obligadas a completar el acuerdo según lo establecido en el contrato definitivo. Si alguna de las partes incumple, puede enfrentar consecuencias legales, como la pérdida de las arras o la obligación de cumplir con el contrato.
  2. Arras penales: Las arras penales se utilizan para garantizar el cumplimiento del contrato. En caso de que una de las partes incumpla con sus obligaciones, la otra parte puede retener las arras como compensación por los daños sufridos. Este tipo de arras puede actuar como una forma de indemnización en caso de incumplimiento.
  3. Arras penitenciales o de desistimiento: Estas arras permiten a una de las partes retirarse del acuerdo sin incurrir en responsabilidades mayores. Si el comprador se retira, puede perder las arras entregadas como compensación al vendedor. Del mismo modo, si el vendedor se retira, debe devolver el doble de las arras recibidas.
  4. Arras o señal: Las arras o señal son una muestra de compromiso por parte del comprador al entregar una cantidad de dinero como garantía de que cumplirá con el contrato definitivo. Si ambas partes completan la transacción según lo acordado, las arras se aplican al precio de venta. Sin embargo, si una de las partes se retira sin causa justificada, pueden perder las arras entregadas como compensación a la otra parte.

Estos son los tipos principales de contrato de arras utilizados en transacciones comerciales, cada uno con sus propias características y consecuencias legales. Es importante comprender las diferencias entre ellos para seleccionar el tipo de contrato de arras más adecuado según las necesidades y circunstancias específicas de la transacción.

Es importante destacar la necesidad de buscar asesoramiento legal para la redacción y comprensión de los contratos de arras. Un abogado o inmobiliaria especializados pueden garantizar que el contrato cumpla con todas las regulaciones legales pertinentes y proteja adecuadamente los intereses de ambas partes involucradas en la transacción.

Contrato de arras incumplimiento

Diferencia entre arras y pago aplazado

Antes de comprometerse con una transacción comercial, es esencial comprender las diferencias entre conceptos clave como las arras y el pago aplazado. Estos términos, aunque relacionados con el aspecto financiero de una compra, tienen implicaciones distintas tanto para el comprador como para el vendedor. A continuación, desglosamos cada uno de estos conceptos por puntos para aclarar sus características y diferencias:

Arras:

  1. Garantía de compromiso: Las arras son una suma de dinero entregada como garantía de que se cumplirá con las condiciones del contrato final. Sirven como muestra de compromiso por parte del comprador hacia la transacción.
  2. Parte del precio de venta: Las arras suelen aplicarse al precio total de la compra. Es decir, si la transacción se completa según lo acordado, las arras se descuentan del monto total que el comprador debe pagar al vendedor.
  3. Consecuencias del incumplimiento: En caso de que una de las partes incumpla con el acuerdo, las arras pueden actuar como una forma de indemnización. Dependiendo del tipo de arras y las condiciones del contrato, la parte inocente puede retener las arras como compensación por los daños sufridos.

Pago aplazado:

  1. Diferimiento del pago: El pago aplazado implica que el comprador acuerda pagar el precio de compra en cuotas o en un momento posterior al de la entrega del bien o servicio. Esto permite al comprador financiar la compra a lo largo del tiempo en lugar de pagar el monto total de una sola vez.
  2. Intereses o condiciones adicionales: En algunos casos, el pago aplazado puede estar sujeto a intereses o condiciones adicionales, como comisiones por financiamiento o requisitos de crédito. Estas condiciones pueden variar dependiendo del acuerdo entre el comprador y el vendedor.
  3. Riesgo de impago: Una diferencia fundamental entre las arras y el pago aplazado es el riesgo asociado con el impago. Mientras que las arras actúan como una garantía de cumplimiento y pueden ser retenidas en caso de incumplimiento, el pago aplazado puede aumentar el riesgo de que el comprador no cumpla con sus obligaciones de pago en el futuro.

Precio y coste de un contrato de arras

En España, el precio y coste asociado a un contrato de arras puede variar dependiendo de varios factores, incluyendo el valor del bien o servicio objeto de la transacción, así como los honorarios profesionales de los agentes involucrados en la negociación y redacción del contrato. A continuación, analizamos los aspectos clave relacionados con el precio y coste de un contrato de arras:

  1. Depósito de las arras: El precio de las arras, es decir, la cantidad de dinero que el comprador entrega como garantía, puede ser negociado entre las partes y suele oscilar entre el 5% y el 10% del valor total de la transacción. Este depósito puede considerarse como parte del precio de compra y se descuenta del pago final.
  2. Honorarios profesionales: En algunas ocasiones, las partes pueden recurrir a la asistencia de agentes inmobiliarios o abogados para negociar y redactar el contrato de arras. Estos profesionales suelen cobrar honorarios por sus servicios, los cuales pueden variar dependiendo de la complejidad de la transacción y las tarifas individuales de cada profesional.
  3. Costes adicionales: Además de los honorarios profesionales, pueden existir otros costes asociados a la transacción, como los gastos de notaría y registro. Estos costes suelen ser compartidos entre el comprador y el vendedor y pueden incluirse en el contrato de arras como cláusulas específicas.

Es importante tener en cuenta que el precio y coste de un contrato de arras pueden influir en la viabilidad económica de una transacción, por lo que es fundamental negociar estos aspectos de manera transparente y llegar a un acuerdo mutuamente satisfactorio. Además, se recomienda contar con asesoramiento legal para asegurar que el contrato de arras cumpla con todas las regulaciones vigentes en España y proteja adecuadamente los intereses de ambas partes involucradas.

Incumplimiento del contrato de arras: ¿Qué ocurre?

Cuando una de las partes involucradas en un contrato de arras no cumple con las condiciones acordadas, pueden surgir consecuencias legales. A continuación, se desglosan los posibles escenarios que pueden ocurrir en caso de incumplimiento del contrato de arras:

  1. Pérdida de las arras: En muchos casos, si el comprador es quien incumple el contrato de arras, puede perder la cantidad de dinero entregada como garantía. Estas arras pueden ser retenidas por el vendedor como compensación por el incumplimiento del acuerdo.
  2. Doble devolución de las arras: Si es el vendedor quien incumple con el contrato, generalmente se requiere que devuelva al comprador el doble de la cantidad de las arras recibidas. Esta medida actúa como una forma de compensar al comprador por el incumplimiento del vendedor y disuadirlo de no cumplir con el acuerdo.
  3. Responsabilidad por daños y perjuicios: Además de la pérdida de las arras o la devolución del doble de su valor, la parte que incumple el contrato de arras puede ser responsable de pagar daños y perjuicios adicionales a la otra parte. Estos daños pueden incluir cualquier pérdida financiera sufrida como resultado del incumplimiento del acuerdo.
  4. Acciones legales: En casos más graves de incumplimiento, la parte afectada puede tomar acciones legales para hacer valer sus derechos y reclamar una compensación por los daños sufridos. Esto puede implicar la presentación de una demanda ante los tribunales y la búsqueda de una resolución judicial para el conflicto.

En resumen, el incumplimiento del contrato de arras puede tener consecuencias legales significativas para ambas partes involucradas. Es importante comprender las implicaciones de no cumplir con los términos del contrato y buscar asesoramiento legal si surge algún problema durante el proceso de compra-venta.

precio y coste contrato de arras

Obligatoriedad del contrato de arras: ¿Es obligatorio hacerlo?

El uso del contrato de arras puede variar según el contexto y las circunstancias específicas de la transacción. A continuación, se desglosan los casos en los que es obligatorio hacer un contrato de arras:

  1. Negociación inmobiliaria: En España, es común y altamente recomendable hacer un contrato de arras en las transacciones inmobiliarias. Este contrato sirve para formalizar el compromiso entre el comprador y el vendedor, estableciendo las condiciones de la compra-venta y proporcionando seguridad a ambas partes.
  2. Complejidad de la transacción: En transacciones que implican un alto valor económico o una mayor complejidad, como la compra de propiedades inmobiliarias o la adquisición de empresas, es especialmente importante hacer un contrato de arras. Este documento ayuda a clarificar los términos y condiciones del acuerdo, reduciendo el riesgo de malentendidos o disputas futuras.
  3. Protección de los intereses: El contrato de arras protege los intereses tanto del comprador como del vendedor al establecer claramente las condiciones de la transacción y las consecuencias del incumplimiento. Esto puede ser especialmente importante en situaciones en las que una de las partes pueda estar en una posición de mayor vulnerabilidad o riesgo.
  4. Cumplimiento legal: Aunque en algunos casos el contrato de arras puede no ser obligatorio por ley, su uso es altamente recomendable para garantizar la legalidad y la validez de la transacción. Además, en ciertas jurisdicciones, puede haber requisitos específicos sobre la forma y el contenido del contrato de arras que deben cumplirse para que sea válido.

En resumen, aunque en algunos casos el contrato de arras puede no ser estrictamente obligatorio, su uso es ampliamente recomendado en transacciones comerciales, especialmente en el ámbito inmobiliario y en situaciones de mayor complejidad. Este documento ayuda a formalizar el compromiso entre las partes, proteger sus intereses y garantizar la legalidad y validez de la transacción.

Vencimiento del contrato de arras: ¿Qué hacer cuando vence?

Cuando un contrato de arras llega a su fecha de vencimiento, es importante tomar medidas adecuadas para evitar posibles disputas y proteger los intereses de ambas partes. A continuación, se describen los pasos recomendados a seguir cuando un contrato de arras llega a su vencimiento:

  1. Revisar las condiciones del contrato: Lo primero que deben hacer ambas partes es revisar detenidamente las condiciones estipuladas en el contrato de arras. Es fundamental entender qué acciones deben tomarse una vez que el contrato haya vencido y cuáles son las posibles consecuencias.
  2. Negociar una prórroga: Si ambas partes están de acuerdo, es posible negociar una prórroga del contrato de arras. Esto puede ser beneficioso si se necesita más tiempo para completar la transacción o resolver ciertos aspectos pendientes antes de cerrar el acuerdo final.
  3. Tomar una decisión: Si no se logra llegar a un acuerdo sobre una prórroga o si una de las partes decide no continuar con la transacción, es importante tomar una decisión sobre cómo proceder. Esto puede implicar rescindir el contrato de arras y buscar otras opciones, como la devolución de las arras o la búsqueda de un nuevo comprador o vendedor.
  4. Notificar a la otra parte: Es crucial comunicar la decisión tomada a la otra parte de manera clara y formal. Esto puede hacerse mediante una notificación por escrito, en la que se expliquen los motivos de la decisión y se solicite cualquier acción necesaria por parte de la otra parte.
  5. Buscar asesoramiento legal: En casos más complejos o conflictivos, puede ser necesario buscar asesoramiento legal para entender los derechos y obligaciones de cada parte y determinar la mejor manera de proceder. Un abogado especializado en contratos inmobiliarios puede brindar orientación y asistencia legal en estas situaciones.

Prorroga del contrato de arras: ¿Es posible y como se hace?

Cuando las partes involucradas en un contrato de arras necesitan más tiempo para completar la transacción o resolver ciertos aspectos pendientes, la prórroga del contrato de arras puede ser una opción viable. Aquí se detallan los pasos a seguir y los aspectos importantes a considerar al respecto:

  1. Acuerdo mutuo: La prórroga del contrato de arras requiere el consentimiento de ambas partes. Esto significa que tanto el comprador como el vendedor deben estar de acuerdo en extender el plazo del contrato de arras. Es esencial tener comunicación abierta y llegar a un acuerdo por escrito sobre los términos de la prórroga.
  2. Revisión y modificación del contrato: Una vez que ambas partes están de acuerdo en prorrogar el contrato de arras, es recomendable revisar y modificar el contrato original para reflejar la nueva fecha de vencimiento. Esto puede incluir ajustes en la duración de la prórroga y cualquier otra modificación necesaria en los términos y condiciones del contrato.
  3. Firma de la prórroga: Después de haber revisado y acordado los términos de la prórroga, ambas partes deben firmar un documento que formalice la extensión del contrato de arras. Esta prórroga debe incluir detalles específicos, como la nueva fecha de vencimiento del contrato y cualquier otra condición acordada entre las partes.
  4. Comunicación clara y formal: Es importante que la prórroga del contrato de arras se comunique de manera clara y formal a ambas partes. Esto puede implicar enviar una notificación por escrito que confirme los términos acordados y asegure que no haya malentendidos sobre la extensión del plazo.
  5. Registro adecuado: Una vez que se haya firmado la prórroga del contrato de arras, es aconsejable mantener registros adecuados de la misma, incluyendo copias firmadas por ambas partes. Estos registros pueden ser útiles en caso de futuras disputas o necesidades de referencia.
vencimiento del contrato de arras

Tributación de las arras: ¿Cómo se tributan?

La tributación de las arras en España puede variar dependiendo de varios factores, incluyendo el tipo de contrato de arras, el régimen fiscal aplicable y la normativa vigente. A continuación, se explican los aspectos más relevantes sobre cómo se tributan las arras:

  1. Tipo de arras: En primer lugar, es importante distinguir entre los diferentes tipos de arras. Las arras pueden ser confirmatorias, penales, penitenciales o señal, y cada tipo puede tener implicaciones fiscales diferentes.
  2. Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP): En muchas transacciones inmobiliarias, las arras se consideran parte del precio de venta y, por lo tanto, están sujetas al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP). El comprador suele ser el responsable de pagar este impuesto, que varía según la comunidad autónoma y el valor del inmueble.
  3. Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): En el caso de transacciones comerciales sujetas a IVA, como la compra de bienes nuevos o la prestación de servicios, las arras pueden estar sujetas a este impuesto. En estos casos, el vendedor suele ser responsable de repercutir el IVA sobre el importe de las arras.
  4. Declaración en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF): Tanto el comprador como el vendedor pueden tener obligaciones fiscales relacionadas con las arras en su declaración de la renta. Por ejemplo, el vendedor puede tener que declarar las arras recibidas como ingresos en su declaración de IRPF, mientras que el comprador puede deducir las arras entregadas como gastos en determinadas circunstancias.
  5. Asesoramiento profesional: Dada la complejidad de la tributación de las arras y las posibles implicaciones fiscales, es recomendable buscar asesoramiento profesional, como el de un abogado o un asesor fiscal, para entender mejor las obligaciones fiscales específicas en cada caso y asegurarse de cumplir con la normativa vigente.

En resumen, la tributación de las arras en España puede ser un tema complejo que requiere comprensión y conocimiento de la normativa fiscal aplicable. Es importante tener en cuenta el tipo de arras, los impuestos pertinentes, como el ITP y el IVA, y buscar asesoramiento profesional para garantizar el cumplimiento de las obligaciones fiscales y evitar posibles problemas con la administración tributaria.

¿Qué para si no me conceden la hipoteca después de firmar el contrato de arras?

Es una situación desafiante encontrarse en la situación en la que, después de firmar un contrato de arras, la entidad financiera no concede la hipoteca solicitada. Sin embargo, hay medidas que se pueden tomar para abordar esta situación:

  1. Comunicación con la entidad financiera: Lo primero es comunicarse de inmediato con la entidad financiera para entender las razones detrás de la negativa. Puede ser útil discutir las opciones disponibles y si hay alguna posibilidad de reconsideración.
  2. Revisión de las cláusulas del contrato de arras: Es importante revisar las cláusulas del contrato de arras para entender las implicaciones en caso de que no se obtenga la hipoteca. Algunos contratos contienen cláusulas que especifican qué sucede en caso de que el comprador no pueda obtener la financiación necesaria.
  3. Negociación con el vendedor: Si se enfrenta a dificultades para obtener la financiación necesaria, es crucial comunicarse con el vendedor lo antes posible. Explique la situación y busque una solución mutuamente beneficiosa. El vendedor puede estar dispuesto a extender el plazo del contrato de arras o llegar a un acuerdo alternativo.
  4. Asesoramiento legal: En casos más complejos o conflictivos, puede ser necesario buscar asesoramiento legal para entender los derechos y obligaciones de ambas partes. Un abogado especializado en contratos inmobiliarios puede brindar orientación y asistencia legal en estas situaciones.
  5. Explorar otras opciones de financiación: Si la entidad financiera no concede la hipoteca solicitada, es posible que sea necesario explorar otras opciones de financiación, como buscar otra entidad bancaria, considerar un préstamo privado o utilizar ahorros personales.

En resumen, si no se concede la hipoteca después de firmar el contrato de arras, es crucial actuar con rapidez y determinación para abordar la situación de manera efectiva. Comunicación abierta con la entidad financiera y el vendedor, revisión cuidadosa del contrato de arras y búsqueda de asesoramiento legal son pasos importantes para resolver esta situación de manera satisfactoria.

Diferencias entre contrato de arras y contrato de compraventa

Aunque el contrato de arras y el contrato de compraventa están relacionados con la transacción de bienes inmuebles, existen diferencias fundamentales entre ambos que es importante comprender:

Naturaleza del contrato:

  • Contrato de arras: El contrato de arras es un acuerdo preliminar entre el comprador y el vendedor que garantiza la intención de ambas partes de llevar a cabo la transacción. Generalmente, implica el pago de una suma de dinero como garantía.
  • Contrato de compraventa: Por otro lado, el contrato de compraventa es el acuerdo definitivo que establece las condiciones específicas de la transacción, incluyendo el precio, la forma de pago y otros términos importantes.

Fase de la transacción:

  • Contrato de arras: El contrato de arras se firma en una etapa temprana del proceso de compra, generalmente después de llegar a un acuerdo inicial sobre los términos básicos de la transacción.
  • Contrato de compraventa: Por el contrario, el contrato de compraventa se firma en una etapa más avanzada, una vez que se han acordado todos los detalles de la transacción y se han cumplido las condiciones establecidas en el contrato de arras.

Consecuencias del incumplimiento:

  • Contrato de arras: En caso de incumplimiento por parte del comprador, las arras suelen perderse a favor del vendedor como indemnización. Si es el vendedor quien incumple, generalmente debe devolver el doble de las arras recibidas.
  • Contrato de compraventa: En el contrato de compraventa, las consecuencias del incumplimiento pueden ser más graves y pueden incluir acciones legales para exigir el cumplimiento del contrato o reclamar daños y perjuicios.

Flexibilidad y reversibilidad:

  • Contrato de arras: El contrato de arras puede ofrecer cierta flexibilidad y reversibilidad en la transacción, ya que permite a las partes comprometerse con la compra-venta sin estar completamente obligadas hasta que se firme el contrato definitivo.
  • Contrato de compraventa: Una vez firmado el contrato de compraventa, las partes están legalmente obligadas a cumplir con las condiciones establecidas, lo que reduce la flexibilidad y la reversibilidad de la transacción.

En resumen, aunque tanto el contrato de arras como el contrato de compraventa están relacionados con la transacción de bienes inmuebles, tienen diferencias significativas en términos de naturaleza, fase de la transacción, consecuencias del incumplimiento y flexibilidad. Es crucial comprender estas diferencias para tomar decisiones informadas durante el proceso de compra-venta de una propiedad.

modelo descargable contrato arras

Modelo descargable de contrato de arras

El contrato de arras es un acuerdo preliminar comúnmente utilizado en transacciones inmobiliarias que formaliza el compromiso entre el comprador y el vendedor. Este documento establece las condiciones básicas de la futura compraventa y suele acompañar al contrato definitivo. A continuación, presentamos un modelo básico de contrato de arras, que puede ser modificado según las necesidades específicas de cada transacción.

Contrato de Arras:

En [Ciudad], a [Fecha]

Reunidos

De una parte, D./Dña. [Nombre del Vendedor], con DNI/NIF [Número de Identificación], y domicilio en [Dirección del Vendedor].

Y de otra parte, D./Dña. [Nombre del Comprador], con DNI/NIF [Número de Identificación], y domicilio en [Dirección del Comprador].

Ambas partes, en la representación que ostentan, manifiestan:

Que el Sr./Sra. [Nombre del Vendedor] es propietario del inmueble sito en [Dirección del Inmueble], el cual desea vender.

Que el Sr./Sra. [Nombre del Comprador] manifiesta su interés en adquirir el mencionado inmueble, y ambas partes han llegado a un acuerdo sobre las condiciones de la compraventa.

Por lo tanto, ambas partes acuerdan y suscriben el presente contrato de arras con las siguientes condiciones:

  1. Objeto: El objeto del presente contrato es establecer el compromiso entre el vendedor y el comprador para llevar a cabo la futura compraventa del inmueble descrito anteriormente.
  2. Precio: El precio total acordado para la compraventa del inmueble es de [Cantidad en Euros], que se pagará de la siguiente manera:
    1. [Cantidad] en concepto de arras entregadas en este acto por el comprador al vendedor, como garantía de cumplimiento del contrato.
    1. El resto del precio se abonará en el momento de la firma del contrato definitivo de compraventa.
  3. Plazos y condiciones: El comprador y el vendedor acuerdan que el contrato definitivo de compraventa se firmará antes del día [Fecha] en el que se llevará a cabo la escrituración del inmueble.
  4. Consecuencias del incumplimiento: En caso de incumplimiento por parte del comprador, este perderá las arras entregadas como indemnización al vendedor. Si el incumplimiento es por parte del vendedor, este deberá devolver el doble de las arras recibidas como indemnización al comprador.
  5. Gastos: Los gastos notariales, registrales y fiscales derivados de la compraventa del inmueble serán por cuenta de [Indicar si el vendedor o el comprador asume los gastos].
  6. Ley aplicable y jurisdicción: Para cualquier controversia que pudiera surgir en relación con este contrato, las partes acuerdan someterse a la jurisdicción de los tribunales de [Ciudad].

En prueba de conformidad, ambas partes firman el presente contrato de arras por duplicado y a un solo efecto, en el lugar y fecha arriba indicados.

[Firma del Vendedor] [Firma del Comprador]

¡Descargarlo Aquí en PDF!

[Enlace al PDF del contrato de arras]

Recuerda siempre revisar cuidadosamente cualquier contrato antes de firmarlo y considerar buscar asesoramiento legal para asegurarte de entender completamente tus derechos y obligaciones.

Firma electrónica del contrato de arras: ¿Cómo realizarlo?

La firma electrónica ha simplificado y agilizado el proceso de formalización de contratos, incluidos los contratos de arras. Aquí explicamos cómo realizar la firma electrónica de un contrato de arras:

  1. Elección de plataforma segura: Es importante utilizar una plataforma de firma electrónica segura y reconocida que cumpla con los estándares legales y de seguridad. Existen numerosas opciones disponibles en línea, como DocuSign, Adobe Sign, o firmas electrónicas proporcionadas por entidades financieras y notarías.
  2. Preparación del contrato: El contrato de arras debe estar redactado y preparado de antemano en formato electrónico. Puede ser creado utilizando software de procesamiento de texto o descargado de fuentes confiables en línea. Asegúrate de que el contrato contenga todos los términos y condiciones acordados entre las partes.
  3. Envío del contrato: Una vez que el contrato de arras esté listo, se envía electrónicamente a todas las partes involucradas en la transacción, es decir, al vendedor y al comprador. Esto puede hacerse a través de correo electrónico o mediante la plataforma de firma electrónica seleccionada.
  4. Acceso y revisión del contrato: Cada parte tendrá acceso al contrato de arras y podrá revisarlo en detalle para asegurarse de que refleje con precisión los términos acordados. Es importante leer cuidadosamente todo el documento y aclarar cualquier duda antes de proceder con la firma.
  5. Firma electrónica: Una vez revisado y aceptado el contrato, cada parte procederá a firmarlo electrónicamente utilizando la plataforma seleccionada. La firma electrónica puede realizarse mediante diferentes métodos, como introducción de contraseña, uso de certificados digitales, o firma biométrica, según las opciones ofrecidas por la plataforma.
  6. Confirmación y almacenamiento: Después de que todas las partes hayan firmado electrónicamente el contrato de arras, la plataforma proporcionará una confirmación de la firma y una copia del documento firmado para cada parte. Es importante almacenar estas copias de manera segura para futuras referencias y auditorías.
  7. Legalidad y validez: Es fundamental destacar que la firma electrónica tiene la misma validez legal que la firma manuscrita, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos legales y de seguridad establecidos por la legislación vigente en cada jurisdicción.

En resumen, la firma electrónica del contrato de arras es un proceso relativamente sencillo y seguro que puede realizarse utilizando plataformas de firma electrónica confiables. Es importante asegurarse de que el contrato esté bien redactado, revisarlo detenidamente antes de firmarlo y almacenar copias firmadas de manera segura para futuras referencias.

CEO y Agente Inmobiliario at Hogar Ideal | 699 47 35 13 | jatejeros@hogarideal.es | Website | + posts

CEO, Fundador y agente inmobiliario de Hogar Ideal. Lleva 23 años dedicándose al mercado inmobiliario asesorando a clientes que están en busca de la propiedad perfecta. En constante aprendizaje, sigue formándose y haciendo masters sobre todas las áreas del sector inmobiliario para prestar al cliente el mejor servicio.

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar